Make your own free website on Tripod.com
Semana 10
Canal de las Estrellas: del 15 al 19 de octubre, 2001
Capitulos 46-50

Lunes 15 de octubre
Pablo descubre a Ana desmayada en su casa. Malena le asegura a Ramiro que Pablo no fue para tratar algo sobre el parque y éste le dice que nadie se pasa de listo con Serrano. Úrsula y Lucrecia visitan a Rosa y Tiburcio para encargarles un trabajo. Serrano le dice a Valeria por teléfono que es la cura para su corazón, sin saber que Hilda lo escucha. Pablo lleva a Ana con un doctor, quien después de revisarla les informa que está embarazada. La Lic. Rocha le dice a Úrsula que María Belén necesita crecer en un entorno familiar y que, si su tío no regresa por ella, la dará en adopción a Ana y Pablo. Valeria acepta salir con Serrano para levantarse el ánimo. A pesar de saber que serán padres, Ana y Pablo acuerdan seguir con la intención de adoptar a María Belén, quien le entrega a Pablo su regalo del Día del Padre; ambos le dan la noticia de que va a tener un hermanito, mientras Úrsula escucha sin ser vista.

Martes 16 de octubre
Malena le dice a Claudia que Rogelio salió del país y que no volverá a verlo. Hilda le pregunta a Pepe si su marido la engaña mientras Serrano observa todo. Trini prefiere no salir a despedir a María Belén. Bruno habla con Valeria; al colgar y ver que Antonio acaba de entrar, finge seguir hablando con ella diciendo que va a tener un hermanito. Úrsula presenta a Rosa y Tiburcio como los nuevos papas de María Belén a pesar de que la niña se niega a ir con ellos. La lic. Rocha les informa a Ana y Pablo que pronto tendrán la custodia temporal de María Belén. Tiburcio trata mal a María Belén y le comenta a Rosa que les será útil. Pepe le asegura a Serrano que él no le dijo nada a Hilda; éste comienza a ahorcarlo, pero es detenido por su esposa. Valeria le informa a Montserrat que abandonará su carrera por Bruno. Ana y Pablo van al instituto y Trini les dice que pensó que la niña se había ido con ellos.

Miércoles 17 de octubre
Serrano le pide a Ramiro que aniquile a Pepe mientras éste los oye sin ser visto. Valeria llega cuando Antonio habla por teléfono con Norma y ambos discuten. Ana se desmaya frente a Trini mientras Pablo interroga a Úrsula y ésta le dice que Rogelio se la llevó fuera del país. Rogelio es interceptado por la Lic. Rocha en la entrada de su casa, pero se hace pasar por un amigo suyo. Bruno les pide perdón a sus padres por inventar que iba a tener un hermano y Antonio le informa que él y Valeria van a separarse. Una ambulancia lleva a Ana a un hospital. Ramiro acompaña a Pepe a su casa y éste finge naturalidad. María Belén escucha a Tiburcio cuando, discutiendo con Rosa, le pregunta irónico si desea que la niña regrese al Instituto; emocionada con la idea, María Belén lo sigue hasta una fea vecindad cuando sale a la calle. En el hospital, Claudia le confiesa a Pablo que seguía viendo a Rogelio a escondidas.

Jueves 18 de octubre
Pablo le pide a Claudia su ayuda para encontrar a Rogelio. María Belén observa cómo un niño llamado Miguel pierde un billete y evita que su mamá lo castigue, pues trata de explicar que no compró la leche porque su padrino quería abusar de él. El doctor informa que Ana corre el peligro de perder al bebé. María Belén convence a la mamá de Miguel de creer en su hijo y se encuentra con Susana, quien llora porque su novio le gritó. La niña opina que si la quisiera no le gritaría y descubre que su novio es Tiburcio. Úrsula se niega a decirle a Rogelio dónde está su sobrina. Claudia y Trujillo se presentan en la casa de Rogelio con una orden de cateo, pero éste se esconde mientras Malena finge no saber dónde está. Tiburcio le ordena a María Belén no decirle nada a Rosa sobre Susana. Al día siguiente Ana parece sentirse mucho mejor. Pepe espía a Pablo y tras decir que es su vida o la de él, se acerca misterioso.

Viernes 19 de octubre
Trujillo llega con Pablo y Pepe decide alejarse. Tiburcio manda a María Belén a comprar refrescos y conoce a Pirueta. Susana le exige a Tiburcio tratarla bien, pues María Belén la hizo entrar en razón. La niña descubre a Tiburcio besando a Susana; éste le ordena no decir lo que vio y la pone a planchar toda su ropa antes de salir y dejarla encerrada. Bruno pega en la espalda de Lucrecia un recado citando a Romina y Socorro en el cementerio de bancas; ellas le dicen que el tío de María Belén se la llevó a otro país. Pepe le dice a Pablo que puede darle información sobre Serrano, pero se va al ver que Ramiro lo vigila. María Belén se duerme y la plancha quema la ropa. Montse convence a Valeria de actuar hasta las cien representaciones de la obra. Lucrecia le cuenta a Úrsula la historia del fantasma de un niño cuando Bruno hace un ruido y las asusta. Rosa ve que sale humo del cuarto mientras María Belén tose.