Make your own free website on Tripod.com
Semana 5
Canal de las Estrellas: del 10 al 14 de septiembre, 2001
Capitulos 21-25

Lunes 10 de septiembre
Úrsula le dice a María Belén que nadie la quiere. Antonio discute con Valeria al saber que no planea abandonar la obra y propone una separación mientras Bruno lo escucha todo. Rogelio le paga a Roña y éste se va. María Belén necesita ver la fotos de sus papás y va en busca su cofre. Refugio le pregunta a Trini sobre la situación de María Belén y ella le confirma que Úrsula la hace trabajar. Claudia discute con Ana, pues no piensa dejar de ver a Rogelio. Refugio descubre a María Belén llorando y la ayuda a encontrar su cofre; también le asegura que no es mala y que sus papás siempre estarán a su lado porque viven en una estrella. Claudia le pide a Rogelio hablar sobre su sobrina, pero éste se niega asegurando que tiene mucho trabajo. Serrano funda una organización altruista para limpiar su nombre. Úrsula le muestra a Ana la circular que envió a los padres de familia para cancelar la junta.

Martes 11 de septiembre
A pesar de los esfuerzos de Úrsula, varios padres de familia asisten a la junta. Antonio se arrepiente de su discusión con Valeria y acepta pedirle ayuda a Ana. Romina y Socorro ayudan a María Belén a lavar la ropa de Úrsula y encienden la lavadora. Ana somete a votación usar el fondo de los padres de familia para darle una beca a María Belén y al final todos la apoyan. La lavadora se descompone cuando Romina y Socorro son descubiertas por Úrsula. María Belén se entera que Úrsula planea castigarlas y le pide ayuda a Ana, cuya intervención logra salvar a las niñas. A solas, Ana le dice a Úrsula que no permitirá que siga castigando a las alumnas. Una maestra le dice a Antonio que necesita hablar con él sobre la conducta de su hijo, quien tiene un ojo morado. María Belén escucha cuando Úrsula le dice a Lucrecia que planea encerrar a Romina y Socorro en el cementerio de bancas.

Miércoles 12 de septiembre
Bruno le dice a Refugio que se peleó con un niño que se burló de él. Ana le aconseja a Antonio recapacitar sobre su relación con Valeria y hablar con Bruno. Rogelio le dice a Claudia que María Belén es la hija de unos amigos suyos que murieron y le pide que sea su novia. Úrsula amenaza a María Belén con sacarla de estudiar si no obtiene excelentes calificaciones. Bruno les hace prometer a sus padres que harán lo posible por reconciliarse. Lucrecia descubre que Úrsula sí tiene dinero cuando ésta la sorprende revisando sus estados de cuenta. María Belén le pide ayuda a Bruno para salvar a Romina y Socorro. Lucrecia le dice a Úrsula que está enterada de que María Belén tiene un padre que la busca. Romina y Socorro escuchan todo y Úrsula las amenaza para que guarden silencio. Lucrecia y Úrsula llegan a un acuerdo mientras las dos niñas escapan; María Belén las esconde en su cuarto.

Jueves 13 de septiembre
Lucrecia llega al cuarto de María Belén; ésta le dice que no ha visto a Socorro y Romina, quienes están escondidas bajo la cama. Con la ayuda de Bruno, las tres niñas se esconden sin que nadie sepa en dónde están. Deprimido, Pablo le dice a Ana que la última niña que buscó con la información proporcionada por la Lic. Rocha no era su hija y decide dar por finalizada su búsqueda. Úrsula se niega a informar a los padres sobre la desaparición de las niñas. Débora y Evelyn intentan robarse a Jonás, pero Trini lo impide y descubre el recado que le dejó María Belén. Bruno se niega a decirle a Refugio en dónde están las niñas. Pablo comienza a guardar los juguetes que compró para su hija y le pide a Ana que se los regale a María Belén. Escondidas en el cementerio de bancas, Socorro y Romina hacen un pacto con María Belén para informarle que escucharon a Lucrecia decir que tiene un papito que la está buscando.

Viernes 14 de septiembre
María Belén llora de alegría al enterarse que tiene un papá y lee las instrucciones que le dejó Bruno para negociar con Úrsula y evitar ser castigadas. María Belén se presenta en la oficina de Úrsula y le hace prometer que no las castigará si le dice dónde se encuentran Socorro y Romina. Ana y Pablo se encuentran con Rogelio y Malena en un restaurante. Refugio se muestra resentido con Bruno por no decirle en dónde se escondían las niñas. Ana le reclama a Rogelio por abandonar a María Belén, pero él se excusa alegando que no tiene tiempo para arreglar el asunto. Lucrecia le aconseja Úrsula cambiar de estrategia para averiguar si las niñas le dijeron a María Belén algo sobre su padre. Antonio llega temprano, busca a Bruno y le pregunta a qué juega en las caballerizas. Adoptando una postura amable, Úrsula le pregunta a María Belén qué fue lo que platicó con sus amigas en el cementerio de bancas.