Make your own free website on Tripod.com
Semana 10
Canal de las Estrellas: del 14 al 18 enero, del 2002
Capitulos 46-50

La combi de Juan Carlos cae al barranco. Ezequiel y Paulina se besan, él le quita la blusa para hacerle el amor, pero ella se arrepiente. Carola visita a Ezequiel en su cuarto. Ambos se besan apasionados. Nicolás pregunta a Lorena y a Paulina si saben donde está Juan Carlos, pues no ha llegado al cuarto. En ese momento llega un agente y dice a Nicolás que se volcó el auto de su nieto y una persona murió. Deducen que los que iban en el auto eran Toño, Mariano y Juan Carlos. Ezequiel habla de la herencia que recibirá por parte de Augusto y Carola le aclara que el documento que le firmó, fue para cederle la fortuna a Augusto. Oscar toca a la habitación de Ezequiel y Carola debe esconderse. Oscar le dice que han matado a Juan Carlos. Nicolás ha entrado al depósito de cadáveres a identificar el cuerpo. Se impacta al ver que Mariano es el que ha muerto. Juan Carlos sale de un cuarto con golpes en la cara, pero recuperado. Un doctor dice a los demás que murió Mariano y Toño está en coma. Oscar se pone muy mal al saber que Juan Carlos está vivo. Fernanda llama a sus padres para darles la noticia de Toño. El doctor ha dado de alta a Juan Carlos. El médico que atiende a Toño dice a los familiares que deberán trasladar a Toño. El agente detiene a Juan Carlos por homicidio imprudencial. Nicolás se pone mal y tienen que llamar a un médico. Augusto manda llamar a Carmona, un abogado corrupto, para que hunda en la cárcel a Juan Carlos. Nicolás va a ver a Augusto Vidal y lo acusa de haber querido matar a su sobrino Juan Carlos. Nicolás se enfrenta a Augusto y éste lo empuja por las escaleras, dejándolo inerte. Llaman a la cruz roja y se lo llevan. Augusto pide a Saúl se haga cargo de Nicolás. Toño está estable otra vez y él médico dice a la familia que el coma de Toño es reversible, pero pueden quedar secuelas. Juan Carlos sigue en los separos y desea ver a Lorena para explicarle que él jamás la engañó con Tania. Sara visita a Juan Carlos en los separos. Daniela finge dormirse, para después salir de la casa con sigilo e ir a ver a Toño. Mercedes la corre, pues asegura no quiere que su madre les dé otro escándalo. Genaro llega ahogado de borracho al hospital. Daniela ve que Toño ha comenzado a reaccionar y entra en el cuarto, pero Toño se angustia al saber que ha quedado ciego. Lorena está con Juan Carlos y le dice que cree en su inocencia. Saúl da a entender a Nicolás que si dice como se cayó, su familia sufrirá las consecuencias. El médico le dice que deberá estar en silla de ruedas un tiempo, pero se recuperará. Nicolás logra pedir un celular prestado y se comunica con Sara que se impacta al saber que su padre está en la cruz roja. Augusto habla con Carmona y se entera que la madre de Juan Carlos se llama Sara Domínguez. Sara ha ido a la cruz roja y le comenta a Nicolás que está dispuesta a vender la casa para sacar a Juan Carlos de la cárcel y después lo alejará de Augusto, para que no pueda hacerle daño. Lucía, Fátima y Lorena llegan a su casa y quedan impactadas al darse cuenta que han robado su casa. Una mujer de aspecto sucio se asoma a la residencia Vidal. Bertha al verla va hacia ella y la corre. Ella pide desesperada ver a su hija Paulina. Marisol entra al cuarto de Toño y le tapa los ojos con imprudencia, preguntando adivine quién es. El le dice con amargura que se ha quedado ciego. Marisol se impacta y lo abraza. Ezequiel le dice a Paulina que la ama, ella se decide y le dice que quiere hacer el amor con él esa misma noche, después entran a la covacha y hacen el amor. Ezequiel se impacta al saber que su madre ha vendido la casa y que todo ha sido obra de Tania. Paulina reflexiona y piensa que quizá hizo mal en hacer el amor con Ezequiel. Gina escucha comentar que los resultados de Toño señalan que volverá a ver y ella sólo por hacer sufrir a Fernanda, rompe el expediente. Tania intenta manipular a Juan Carlos por haber pagado su fianza le dice que lo ama. Lorena dice a Daniela no sabe cómo enfrentará a Juan Carlos, en el momento en que éste aparece y la llama. Se miran intensos.